Rafael Correa, Presidente de Ecuador

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

Rafael Vicente Correa Delgado nacido en Guayaquil (Ecuador), el 6 de abril de 1963. Político y economista ecuatoriano y actual Presidente de la República de Ecuador, desde el año 2006.

Su andadura en la política comenzó el 20 de abril de 2005, ya que fue nombrado Ministro de Economía y Finanzas (en el gobierno de Alfredo Palacio). Durante su cargo en el partido, declinó tajantemente un “Tratado de Libre Comercio” con los EE.UU, ya que él trabajaba a favor de la cooperación de Ecuador con los países Latinoamericanos, para poder empezar a “repoblar de buena salud” a los países latinos. Por lo que el 8 de agosto de 2005 abandonó su cargo como Ministro de Economía para fundar un nuevo movimiento que se llamó Alianza PAIS (Alianza Patria Altiva y Soberana), en inicios del 2006.

Es así como en 2006, después de proponer una asamblea constituyente para redactar una nueva constitución de Ecuador se alió con el Partido Socialista-Frente Amplio y el Partido Comunista, ya que Alianza PAIS no había presentado a ningún diputado para el congreso (cuando se perfilaba como candidato a la presidencia, se unieron a Alianza PAIS, otra serie de partidos como Izquierda Democrática y Movimiento Popular Democrático).

Ese mismo año Correa fue elegido Presidente de Ecuador. En su discurso de toma de posesión dijo; “La lucha por una Revolución Ciudadana, consiste en el cambio radical, profundo y rápido del sistema político, económico y social vigente”, es decir, llegaba para sanear por completo el sistema y arreglar los fallos cometidos.

Lo mismo dicen los nuestros, pero luego ya se sabe (Jesús Aguirre, Senador del PP; “Una vez superadas las elecciones, los políticos deben decir lo que piensan”). Para partirse.

Finalmente en 2009 volvió a ganar las elecciones con un 51.9% de votos contables (porcentaje más alto en la historia de Ecuador) y se sometió a referéndum Constitucional para crear el nuevo Ecuador.

Recorrió el mismo caminó que Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia o Daniel Ortega en Nicaragua. Correa promovió leyes para el sector político, el sector financiero, el petróleo, la política ambiental y la reforma de los medios de comunicación entre otras medidas. La nueva Constitución era muy avanzada desde el punto de vista de los derechos sociales, a la vez que tenía muchos mecanismos para retener el poder, es decir, para intentar que nadie pudiera “portarse mal” (algunos trajes por aquí, unas facturas infladas por allá…).

Os voy a exponer algunos de los cambios que Correa llevó a cabo en los principales sectores, no obstante me centraré principalmente en el sector financiero:

En lo referido al sector político, reformó los ministerios, implantó una asamblea constituyente aprobada en 2007, y una nueva constitución, aprobada en 2008 por un referéndum constitucional, con el 63.93% al SI.

En cuanto al sector financiero, rompió el Tratado de Libre Comercio con EE.UU, ya que se estaba cobrando miles de puestos de trabajo (escuchad la canción que he puesto más abajo, y fijaros bien cuando dice… “vendiendo Europa a los americanos”). No permitió al FMI (Fondo Monetario Internacional) que supervisara las cuentas del estado, ya que el FMI era (y es a nivel mundial), quien dictaba en Ecuador qué es lo que hacer y no hacer con respecto a la política económica del país. Así mismo se pudo ver en el informe anual como creció notablemente el P.I.B. (Producto Interior Bruto) de 41.700$ a 65.900$ aprox. y las exportaciones (no petroleras) de 5.100$ a 9.200$ aprox. en 5 años.

Gracias a la inversión social (duplicación del Bono de Desarrollo Humano y un incremento del 100% en el bono de la vivienda), pudo ayudar a las familias con menos recursos económicos y en situación de pobreza, facilitar la construcción de viviendas y hasta comenzó a distribuir medicamentos de forma gratuita. Alcanzó hasta un total de 700 millones de dólares en concesiones con telefonías móviles que su anterior gobierno tasó en 70 millones.

Uno de los mayores cambios que Correa realizó en el sector financiero fue pedir la expulsión de Ecuador del Banco Mundial y declarar la deuda que tenía Ecuador como “inmoral” y “odiosa” (ya os explicaremos más adelante para los que no lo sepáis que es una “deuda odiosa” o “deuda ilegítima”, y por quien ha sido usado ya ese término, os sorprenderá gratamente), decidiendo así que los pagos de deuda se aplicarían cuando las necesidades de su pueblo estuvieran solventadas.

En 2009, el gobierno de Correa compró bonos de deuda pública de Ecuador a un 30% de su valor (pagó 35 centavos por dólar) ya que los mercados financieros con los que tenía contraída esa deuda se vieron obligados a vender más baratos los bonos ante la negación de los pagos por parte de Ecuador. Esto supuso para Ecuador una reducción de su deuda pública (3.210 millones de $) de alrededor de 2.000 millones de dólares. Esa compra sucedió en abril del 2009 (se llevó un poco en “secreto”) pues en mayo de ese mismo año Ecuador anunció que ya había comprado el 91% de la deuda ecuatoriana total.

Con respecto al pretróleo Correa denunció a las compañías petroleras extranjeras de no promover las políticas medioambientales y la regularización de sus inversiones, es decir, que el estado tenga un control de como mueven el dinero.

En una entrevista, Correa declaró: “Muchos de los contratos de crudo son una verdadera trampa para el país. De cada cinco barriles de aceite que las multinacionales producen, ellos dejan uno para el estado y toman cuatro… Eso es completamente inaceptable. Nosotros vamos a revisar y renegociar los contratos“.

Abrió una gran lucha contra los medios de comunicación y denunció el hecho de que estos medios son propiedad de grupos de negocios bancarios y de poder político. Correa declaró y tildó a cadenas de tv, radio y periódicos de “mafias informativas” que han acallado los abusos que han ocurrido en empresas estatales.

Aquí os dejo un par de enlaces con declaraciones sobre medios de comunicación de Rafael Correa (enlace y enlace).

El 30 de septiembre de 2010, miembros de la policía ecuatoriana, que protestaban por una ley que fue derogada el día anterior por el Ejecutivo, le retuvieron durante varias horas en el hospital donde había acudido tras ser agredido por algunos de sus miembros. Dijo entonces que del hospital lo sacarían “como presidente o como cadáver” y aseguró que no perdería su “dignidad”. Incluso llegó a recibir a una delegación de los policías sublevados aunque al final no se llegó a ningún tipo de acuerdo. Mientras tanto, simpatizantes del presidente intentaron romper el cordón policial que custodiaba el hospital para “rescatarlo”. Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos contra estos manifestantes. Posteriormente decenas de miembros del ejército llegan a las inmediaciones del hospital y se enfrentan con los policías hasta liberar al presidente al que trasladaron al Palacio de Carondelet, desde donde se asomó al balcón para dirigirse a centenares de sus partidarios congregados en la Plaza Grande y que ondeaban banderas de Ecuador.

Para finalizar os voy a dejar con un algunos vídeos de Correa. En el primero veréis una entrevista que tuvo con Ana Pastor (en Los Desayunos de TVE) donde habla un poco de muchos de los temas tratados en esta entrada, y donde se le “descalifica” de irrespetuoso y arrogante por parte de los periodistas de TVE.  Juzguen ustedes mismos, pero sinceramente me parece indignante que después de los temas que se tratan durante la entrevista, la primera mención que hagan justo al terminar sea lo arrogante que ha sido Correa al llamar a Ana Pastor, Anita (creo que es un simple trato cariñoso que como bien dice Ana, no esta acostumbrada, pero que es normal en países latinoamericanos).

En este vídeo podéis ver un resumen de los acontecimientos que sucedieron durante su retención por parte de la policía y el posterior rescate del hospital. Y por último la charla que dió desde el balcón del Palacio de Carondelet, una vez liberado.

Javier Artacho

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 10 febrero, 2015

    […] os vamos a explicar el término mencionado anteriormente (en la entrada sobre Rafael Correa), deuda odiosa o ilegítima. Con esto queremos acercaros un poco más un término bastante […]

Deja un comentario