Nos vemos en septiembre

Llega el verano y nos vamos de vacaciones. La Pancarta de Bitácora es un medio de información y opinión por el que sus autores no perciben dinero alguno. Es hora de dejarles descansar, cargar pilas y coger impulso para lo que se avecina.

Volveremos en septiembre con nuevas ideas, secciones y colaboradores. Se nos presentará una vuelta del verano con, como mínimo, tanta intensidad política y social como la que hemos vivido desde que arrancamos esta segunda etapa el pasado mes de febrero. Fue el día de San Valentín, concretamente.

En este período, el podio de las tres entradas más visitadas por el público en nuestro pequeño rincón se compone, por orden, de ‘Los logros de la Segunda República’, escrito por David Arévalo, seguido de ‘Daniel Raventós: «Los resultados de la renta básica han sido tan positivos en Alaska que nadie se ha atrevido a reabrir el debate»’ y  ‘David Bravo: «La Ley Mordaza es un eco de la Ley Sinde»’, ambos Charlando con de Neftalí Caballero. Aprovechamos para agradecer a todas las personas que se han prestado a nuestras charlas.

Respecto a los escritos que han suscitado mayor número de comentarios entre vosotros, los lectores, destaca la buena acogida que han tenido las aventuras y desventuras que Victor Guticas nos ha contado en Caminando por Sudamérica. También fue gasolina para las teclas de algunos de vosotros la serie de Javier Artacho dedicada al país más de moda en las conversaciones políticas, con ‘Aquella Venezuela’ y ‘Otra Venezuela’ en el centro del huracán.

Abril ha sido el mes en el que más internautas han venido a nuestro espacio de reflexión, sobre todo gracias a los dos especiales que La Pancarta de Bitácora sacó: el primero, dedicado a los comicios electorales que Susana Díaz había adelantado en Andalucía; mientras que el segundo fue un homenaje, no sin cierta melancolía, al 84 aniversario de la II República.

Pero no todo ha sido política y política durante estos meses. También hemos hablado de cultura, de ciencia y, claro que sí, de la vida. Uno de los textos más bonitos publicados es ‘A tonta prisa’, en el que Andrés Vella reflexionaba sobre el frío que proporciona la tecnología más conectiva. Alberto Álamo, psicólogo de cabecera en este entramado de bytes, nos habló de sexología, de psicopatía… Y de ‘Zelig y la personalidad camaleónica’.

El último en incorporarse al equipo fue Ernesto Martín, periodista que reside en Londres, desde donde nos habló de las posibilidades electorales en las ultimas elecciones del Reino Unido o nos dio a conocer la magnífica historia de la Premio Príncipe de Asturias de la Concordia Caddy Adzuba.

Ernesto, Alberto, Andrés, Victor, Javier, Neftalí, David. Toca descansar, repasar lo conseguido y aprender de los errores que se han podido ir cometiendo. Nuestro compromiso es traer a la actualidad temas con la calidad y el cariño suficientes como para que los lectores los hagan suyos. Ahora, decíamos, cogemos impulso para el frenético final de 2015. Respiramos y a saltar. ¡Nos vemos en septiembre!

La Pancarta de Bitácora

También te podría gustar...

Deja un comentario