Julio Anguita. La voz del pueblo

Para nuestra entrada de hoy os acercamos una ex-figura política que, en nuestro parecer, ha marcado y dejado huella ya que ha sido uno de los políticos más claros, luchadores y directos de nuestros tiempos. Este es Julio Anguita.

Julio Anguita González nació el 21 de noviembre de 1941 en Fuengirola, Málaga. Fue alcalde de Córdoba entre 1979 y 1986, secretario general del partido Comunista de España entre 1988 y 1998, y coordinador general de Izquierda Unida entre 1989 y el año 2000.

Maestro de profesión, licenciado en Historia en la Universidad de Barcelona, ejerce durante 15 años en pueblo de Córdoba y en la capital. En el año 1972 se afilio al entonces clandestino Partido Comunista de España (PCE) y en 1977 accedió al Comité Central del partido en Andalucía.

En 1979, gracias a un pacto entre PCE y PSOE, fue elegido alcalde de Córdoba como cabeza de serie de la candidatura más votada (el PCE obtuvo 8 de los 27 concelajes en juego) en las primeras elecciones municipales de la actual “democracia” (entre comillo esta palabra porque creo que a día de hoy seria más correcto usar la palabra mercadocracia). En 1983 vuelve a ser elegido alcalde de Córdoba, esta vez con 17 concejales obteniendo así la mayoría absoluta.

El 1 de febrero de 1986, Julio Anguita presenta su dimisión como alcalde de Córdoba para ser candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Junta de Andalucía, obteniendo el 17,6% de los votos. En febrero de 1988 fue elegido secretario general del PCE y en 1989 se puso al frente de Izquierda Unida, año en el que obtuvo escaño en el Congreso de los Diputados por Madrid.

Bajo su liderazgo, Izquierda Unida definió sus contenidos políticos y alcanzó los mejores resultados electorales de su historia. Fue también elegido diputado y portavoz del grupo parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados en 1993 y 1996, años en que Izquierda Unida obtuvo sus mejores resultados electorales.

Defendió una línea política para Izquierda Unida basada en la teoría de las dos orillas (basado en el establecimiento de diferencias entre, de una parte, el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español, y de la otra, Izquierda Unida) y el sorpasso (según el cual Izquierda Unida debía aspirar a sobrepasar al PSOE como fuerza hegemónica de la izquierda en España). Así mismo, afirmó que los acuerdos con el PSOE debían establecerse bajo acuerdos programáticos concretos, y nunca por sistema (concepción expresada en su conocido lema programa, programa, programa).

Después de un tercer problema cardiovascular, a finales de 1999, cedió la candidatura a la Presidencia del Gobierno de las elecciones del 2000 a Francisco Frutos alegando razones de salud (en una entrevista realizada en 2004 señaló que el principal motivo fue el descontento respecto a la línea política de Izquierda Unida). Así mismo fue relevado como secretario general del PCE por Francisco Frutos. En la VI Asamblea de Izquierda Unida, en octubre de ese año, fue sustituido en el cargo de Coordinador General por Gaspar Llamazares. Volvió a la enseñanza, como Profesor de Ciencias Sociales, Geografía e Historia en el I.E.S. Blas Infante de Córdoba.

Estimado por la opinión pública como uno de políticos nacionales mejor valorados, su figura despierta pasiones y suscita rechazos. Nadie discute lo que sí le discuten a tantos otros: una honestidad y una absoluta fidelidad a sus principios.

Os vamos a dejar con una charla que dio en Extremadura en el año 1999, aun no habíamos pasado a formar parte del Euro y ya hablo de las consecuencias que esto traería. Habla de una realidad que a día de hoy la vemos completamente reflejada pero a unos niveles brutales. Personalmente creo que si tuviera que decir quien me representaría a mí en la cámara de los diputados, ese seria Julio Anguita.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 10 febrero, 2015

    […] El primer vídeo es una intervención que hizo en la misma charla que vimos a Julio Anguita en la entrada anterior, en la que hace hincapié en algo muy importante y que ninguno debemos de […]

  2. 10 febrero, 2015

    […] seguimos con nuestra saga de “personajes” ilustres. Ya dimos a conocer a dos de ellos (Julio Anguita “La voz del Pueblo” y José Saramago “La voz de la Conciencia) y hoy es el turno […]

Deja un comentario