Fraude electoral 24-M

Estos días hemos conocido multitud de denuncias que se están produciendo en diferentes lugares de España, a raíz de “presuntas” irregularidades en el voto por correo. Se han declarado como presuntas ya que, efectivamente, hay que preservarla mientras no se demuestre lo contrario. Pero los últimos vídeos que nos han llegado desde Melilla echan por tierra cualquier tipo de duda.

La pista que se ha seguido hasta la materialización de las pruebas sobre este fraude la dio, inintencionadamente, el número 6 de PP en Melilla Bilal Burrahay, quien ha dimitido después destaparse su actuación. Este integrante difundió el rumor de que el centro de formación María Inmaculada cerraría su servicio de refuerzo educativo en junio en caso de que el PP no gane las próximas elecciones municipales.

El pasado 21 de Mayo, la Policía Nacional retuvo a José Manuel Campaña, el que fuera responsable de finanzas del Partido Popular en Melilla, cuando fue pillado in fraganti entregando un fajo de papeletas a una funcionaria en la oficina melillense de Correos.

Colación por Melilla (CpM) se percató de que algunos simpatizantes y afiliados del PP melillense llevaban fajos de papeletas certificadas para entregar en la oficina de Correos.

Así lo denunciaba Fátima Mohamed, número cinco en las listas de CpM, que grabó el momento en el que Campaña entregaba las papeletas y la funcionaria de Correos las llevaba corriendo al interior de las oficinas.

Finalmente, el miembro del Partido Popular ha quedado en libertad después de ser interrogado por la policía. Mientras los agentes inspeccionaban la oficina y tomaban declaraciones, se produjeron varios incidentes en la calle que acabaron con un detenido, simpatizante de CpM, que al parecer habría agredido a un agente tras haberse negado a ser identificado.

Dados los acontecimientos, CpM va a pedir que se anule el voto por correo en Melilla y que la Junta Electoral de Zona favorezca la participación de los electores en las urnas.

Hace cuatro días, la Fiscalía pidió 231 años de prisión y 272 años de inhabilitación, así como 1,1 millones de euros entre multas e indemnizaciones, para 30 miembros de CpM y el PSOE de Melilla por presuntos delitos electorales, de falsedad, asociación ilícita, prevaricación y malversación de caudales públicos en el llamado ‘Caso Voto por Correo’ que investiga la presunta compra de papeletas en las elecciones generales de 2008 a favor del pacto político entre PSOE y CpM. Aquí no se salva ninguno.

Pero esto no se queda ahí. Unión Mojaquera (partido de Mojacar, Almería) y posteriormente el resto de formaciones políticas, han denunciado la posible compra de votos por correo del PP en esa localidad. Y es que Ahora Almería también denunció el pasado 21 de mayo a través de un artículo de opinión, los numerosos casos en los que los vecinos dicen haber cambiado la orientación de su papeleta por un puesto de trabajo en empresas públicas.

Suma y sigue. Dos denuncias más. Esta vez por parte del PSOE de Turre, que descubrió al alcalde del PP entregando 80 votos en la oficina de Correos. Así se denunciaba que el pasado día 16 de mayo en el barrio de Pescadería, en la calle Botalón y Bitácora y adyacentes, varios vecinos dijeron que “los votos de aquellas calles ya estaban comprados por el PP a cambio de puestos de venta en el mercado ambulante”. La fórmula realizada para la adjudicación, era darles a los muñidores electorales del PP entre 10 y 20 DNI por cada puesto de venta ambulante.

Fraude electoral, alzamiento de bienes, tratos de favor, despilfarro de dinero público… Espero de corazón que de una vez por todas saquemos a estos partidos corruptos de nuestra sociedad. Espero que un día la justicia sea independiente y pueda ilegalizar las redes mafiosas que tenemos gobernándonos desde la gran mentira que supuso la Transición. Y la solución para esto la tenemos cada uno en nuestras manos. Piensa y actúa con conciencia.

Javier Artacho

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. victoria dice:

    Muy bueno el articulo y bien documentado.Reitero que hay que votar en conciencia.

Deja un comentario