Daniel Raventós: «Los resultados de la renta básica han sido tan positivos en Alaska que nadie se ha atrevido a reabrir el debate» (1 de 2)

Charlando con Daniel Raventós

Daniel Raventós es profesor de la Universidad de Barcelona y presidente de la Red Renta Básica, organización que, tras su constitución en el año 2001, se dedica a trabajar por la aplicación de la renta básica en España. Por el momento, sólo existe en Alaska (Estados Unidos). Esta revolucionaria medida «acabaría con la pobreza de forma inmediata», asegura en esta primera parte de la charla que mantuvimos con él.

¿Qué es la renta básica?
Es una asignación monetaria incondicional a toda la población. No tiene nada que ver con lo que actualmente existe en el [artículo 23 del] Estatuto de Autonomía de Andalucía o en Extremadura, que son rentas para pobres. También existen subsidios para pobres en Cataluña, en Asturias… En todas las comunidades autónomas, aunque con diferentes nombres como renta ciudadana, salario social o renta de inserción, entre otros. La diferencia es que en Andalucía y Extremadura, estas asignaciones condicionadas se han llamado renta básica a pesar de que no responden a su definición. No son, por tanto, rentas básicas propiamente dichas.

La Red Renta Básica se integra a nivel internacional en la BIEN [Basic Income Earth Network]. ¿Qué países componen la organización?
¡Un montón! Empezó en Europa. Por entonces, BIEN significaba Basic Income European Network, pero el nombre fue cambiado en un congreso que organizamos en nuestra sección y celebramos en Barcelona en el año 2004. La E de BIEN pasó a significar Earth [Tierra] en lugar de European [europea]. Actualmente hay alrededor de 20 países: Italia, Suiza, Reino Unido, el reino de España, Estados Unidos, Brasil, México, Argentina… También en Japón, en Corea del Sur y en algunos países africanos como Sudáfrica. Seguro que me dejo alguno, porque le hablo de memoria.

Precisamente, en Suiza va a votarse la aplicación de la renta básica.
En Suiza tiene que haber un referéndum, sí.

¿Funciona actualmente en algún país del mundo?
Tal cual, solamente existe en Alaska desde hace unos 30 años. Hay una diferencia muy importante: nosotros hablamos de una reforma fiscal para aplicar la renta básica, mientras que en Alaska, los ciudadanos la reciben a través de una fundación que depende del petróleo y de algunas otras cosas, pero fundamentalmente de éste. Por eso, la asignación está, entre otras cosas, en función del precio internacional del barril. Tal y como está ahora, probablemente la cuantía bajará el próximo año. Actualmente, una familia de cuatro personas recibe en Alaska unos 10.000 dólares anuales, para que usted se haga una idea. Esta cantidad, aun sin ser mucho, tampoco es poca cosa. Los resultados allí han sido tan positivos que nadie se ha atrevido a reabrir el debate sobre la renta básica, y eso que, antes de instaurarla, recibía las mismas críticas que hoy en día escuchamos aquí. Actualmente, nadie la pone en duda, ni siquiera lo hicieron fenómenos como el de Sarah Palin. Hoy en día, Alaska es el estado menos desigualitario de Estados Unidos. De acuerdo, esto no es decir gran cosa, debido a las enormes desigualdades del país, pero la renta básica ha tenido un papel fundamental para que Alaska encabece esa clasificación.

¿Podrían los extranjeros disfrutar de la renta básica?, ¿incluso aquellos cuya situación no está regularizada?
Si no está regularizada, es muy difícil. Nosotros decimos desde la Red que los beneficiarios serán la ciudadanía y los «residentes acreditados». Es una ley la que define quiénes son los residentes acreditados. Difícilmente podría ser una persona que no está aquí legalmente, porque el Estado no tendría capacidad de saber adónde va el dinero, sería muy difícil de controlar.

En caso de aplicarse, ¿provocaría apatía a la hora de buscar empleo?
¡Esto es impresionante! La argumentación, que viene desde la derecha (y de alguna izquierda), apareció una milésima de segundo después de salir la propuesta. Es como cuando se discutió acerca de las vacaciones pagadas para los trabajadores, cuando decían: «Qué van a hacer durante ese tiempo libre, ¿emborracharse?». Todo el mundo sabe que hoy en día absolutamente todos los trabajadores que disfrutan de vacaciones son alcohólicos…

Llama la atención que también reciban críticas desde la izquierda
Es cierto, desde una izquierda, digamos, más tradicional. Y esto lo entiendo menos. Las críticas que hacen tendrían sentido si fueran a los subsidios condicionales; las que se realizan a la renta básica universal, por norma, son de una gran incorrección. Lo bueno de ésta, precisamente, es que es incondicional. Permítame citarle un estudio que se realizó en Bélgica hace 12 ó 13 años: existía una lotería que premiaba con mil euros mensuales de por vida. Se hizo un seguimiento de alrededor de 70 premiados y, ¿los resultados?, la mayoría de ellos no abandonó su trabajo. Además, aquellos que lo dejaron, buscaron otro tipo de empleo más acorde con sus gustos e intereses.

Sorprendente.
Y le voy a hacer una reflexión a pie de página: nos preocupamos mucho con lo que hagan los pobres, no con lo que hagan los ricos. Muchos ricos no hacen nada y son vagos. No digo todos, seguramente una minoría, pero no nos preguntamos por lo que hacen ellos, sólo por los pobres, como si fueran tendencialmente vagos…

¿Qué ocurriría con empleos poco agradecidos o poco vocacionales?
Las consecuencias de aplicar la renta básica universal serían fantásticas en este aspecto: los trabajos a los que hace referencia desaparecerán o tendrán que incrementarse los salarios. Le cito un estudio realizado por la Universidad de Oxford en el año 2013 en el que se medía en una escala entre cero [mínimo] y uno [máximo] las posibilidades de que algunos trabajos fueran mecanizados: por encima de 0,9, es decir con altísimas probabilidades de robotización, había empleos como operador telefónico, camarero, contable o vendedor de seguros.

Pero entonces, se perderían aún más puestos de trabajo…
La gente que defiende el pleno empleo… Una renta básica acabaría con la pobreza de forma inmediata, el pleno empleo es muchísimo más lento. Ningún economista serio puede defender hoy en día la posibilidad de conseguirlo en menos de veinte años. En referencia a la pregunta anterior, esos trabajos de mierda hoy en día prácticamente sólo son aceptados por los jóvenes. En el Reino de España hay un 52% de tasa de paro juvenil, eso es lo que provoca que se acepten trabajos semiesclavos. ¿Son preferibles los trabajos miserables y semiesclavos que tener la existencia material garantizada con la libertad de poder realizar otras tareas sociales?

¿Y eso no sucedería con una renta básica?
Evidentemente, no. Los trabajadores adquirirían un poder de negociación mucho mayor que el actual.

Neftalí Caballero

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. jose manuel dice:

    cualquier democracia que se precie solo puede funcionar con ciudadanos libres y esta renta basica alludaria a que la clase obrera no tendria el miedo ni la mediocridad que esiste en la actualidac y podrian tomar decisiones sin la presion del miedo que rige en la actualidad

  2. Neftalí Caballero dice:

    Muchas gracias a todos por participar, nos alegramos de que el tema haya suscitado tanto interés y, por supuesto, recogemos muy contentos todas las enhorabuenas que mandáis. Ayudan, y mucho.

    Yendo al meollo del asunto, me parece que existe cierta confusión respecto a lo que plantea la Red Renta Básica. Ellos trabajan con la idea de aplicarla en las condiciones actuales, evitando así el holismo de arrojarse todas las ‘banderas’ de la izquierda. En su estudio (que, aprovecho, enlazamos en la segunda parte de la charla), analizan cómo sacarían el dinero para aplicarla. Bien, lo hacen sin tocar asignaciones como el ejército o la casa real, a pesar de que el propio Raventós ha reconocido en alguna que otra ocasión que son “tocables” y se ha confesado republicano. Sin embargo, ya digo, ellos lucha por que pueda aplicarse en las condiciones actuales, desde un punto de vista técnico. Quizá a Raventós le parece tan fatal como a Luisa o a mí mismo que existan personas ilegales, sí, pero entiende que la rb no es el instrumento para acabar con esa trágica realidad. Recordemos, al fin y al cabo, que no son un partido político, su campo es muchísimo más reducido.

    Me quedo con otras reflexiones: Alaska tiene una población baja, bajísima, lo que hace que la comparación con España sea, como apuntáis todos y verbalizaba Marina, odiosa. Añade José Agustín que en EEUU educación y sanidad no son gratuitas. Bien, vuelvo a remitiros al trabajo que enlazamos en la segunda parte, donde se ve que esas partidas no se tocan. Como Ángel, tampoco creo que la rb por sí misma pudiera acabar con los trabajos duros, pero quizá sí ayudaría a mejorar sus condiciones (y no sólo las económicas).

    En fin, muchas cuestiones que estamos encantados de que se debatan. Para eso hicimos la entrevista. Insisto en que ha sido un placer leer vuestros comentarios y os invito a seguir haciéndolo.

    ¡Nos leemos!

  3. Marina dice:

    Excelente trabajo, quedo a la espera de la segunda parte.
    Debo decir, que si ya tenía bastantes dudas sobre este tema, el artículo me ha generado más… Lamentablemente las comparaciones son odiosas y no podemos guiarnos por ellas.
    Enhorabuena chicos

  4. Andrés Vella dice:

    Bueno, lo primero de todo agradeceros por habernos leído y lo segundo volver a agradeceros por comentar y participar, precisamente esto es lo que queremos que pase, que no solo se lean artículos, sino que además se generen pequeños ciclos de discusión.

    Interesante reflexión la que nos deja José Agustín, no sabíamos nada de eso, quizá hubiese sido interesante haberle apretado un poco más a Daniel Raventós sobre el punto de Alaska. Ya que es uno de los pocos sitios donde existe renta básica, hacer un análisis de pros y contras podría resultar más que interesante, quien sabe, José Agustín, quizá nos haya dado una idea para alguna próxima entrada.

    Luisa, mil gracias por tus felicitaciones, sí, hemos vuelto, lo hemos hecho con fuerza y con una ilusión enorme. Comentarios como el tuyo son los que hacen la pena haber tomado esta decisión, esperamos estar a vuestra altura y continuar con este segundo ciclo durante mucho tiempo.

    Yo creo que Raventós por supuesto que abogaría por una renta básica para todo el mundo, sin embargo de lo que él habla es más una cuestión de organización, lamentablemente el ser humano (o la mayoría de él) es tramposo, si hubiese un país donde se dan 600€ a cualquier persona ¿Cuánta gente habría intentando engañar al estado para llevarse ese dinero? Como dice Ranventós, sería muy difícil de controlar a quién y a donde va ese dinero. Entiendo que lo ideal sería una renta básica para todo el mundo, igual que en mi opinión lo ideal sería un mundo sin fronteras, sin embargo hay cosas que son muy difíciles de conseguir, empecemos por lo fácil y sigamos con lo difícil.

    Angelín! qué alegría verte por aquí, me alegra que nos leas y esperamos que algún día te animes a colaborar (lo mismo digo para Luisa y José Agustín). La mejora de las condiciones laborales es algo básico, sin embargo lo que Raventós dice, o al menos lo que yo interpreto de sus palabras, es que con la aplicación de la renta básica trabajos mal remunerados se verían obligados o a mejorar sus condiciones o a desaparecer, luego la aplicación de la renta básica, a parte de muchas cosas más, podría ayudar a la mejora de las condiciones laborales, pues quién querría trabajar como becario por 300€ cuando una renta básica te asegura 680€…de este modo, muchas de las injusticias que ahora se dan podrían desaparecer.

    Bueno, lo dicho, mil gracias por leernos y volcar retroalimentación, fantástico chicos.

    Solo una cosa más, cualquier cosa que haya dicho no es en nombre de la pancarta, simplemente es mi humilde opinión, aquí en nuestro blog no hay nada que no se pueda decir y tampoco hay ningún tipo de línea política establecida, es decir cada uno puede decir lo que le dé la gana, lo importante es hacerlo educadamente y de un modo justificado.

    Esperemos a ver si algún otro lector o compañero de la pancarta se anima a comentar.

    ¡Salud!

  5. jose Agustín villamor roldan dice:

    Alaska tiene baja población, y la sanidad, la educación no son universales y gratuitas. Al mercado le puede interesar una renta básica de 2.500 dólares por persona, y hacer negocio con los servicios públicos. Esta solución es individual, y perjudica un cambio colectivo de sistema económico.

  6. Luisa dice:

    He leído la entrevista con mucho interés (por cierto, me encanta que hayáis vuelto y con esta fuerza ,¡ felicidades al entrevistador!) pero me quedan muchas, muchas dudas. No en cuanto a la letra pero sí en cuanto a la música. Cualquier persona que piense que todo ser humano debe tener derecho a poder comer y vivir bajo un techo, diría que sí a esta propuesta. No solo en Alaska (que, por cierto, tiene una población bastante escasa) Claro que sí. Hacia eso vamos las personas que no estamos de acuerdo con el mundo en el que vivimos y que creemos que es fruto de un pasado y un presente lleno de injusticias. Pero…. dejo solo una de mis muchas dudas: ¿una renta básica solo para los que puedan demostrar que o han nacido en ese pedazo de tierra o que han accedido a ella de forma que se los considere legalmente arrimados? No sé… un tufillo de discriminación entre estas declaraciones tan supuestamente de izquierdas (perdón, a la izquierda de la izquierda) yo sí veo. Esperaré a la segunda parte con interés.

  7. Ángel Lapuebla dice:

    Estoy más que de acuerdo con los beneficios de la aplicación de la renta básica pero yo me quedaría con la mejora de las condiciones laborales no creo que la desaparición de empleos,como el de camarero, ayuden en algo a que se implante esta medida sino al contrario.

Deja un comentario