Beatriz Talegón: «Es muy difícil militar en un partido al que en algunos casos no votaría»

Beatriz Talegón (Cabanillas del Campo, Guadajalara, 1983) se hizo conocida hace unos años tras cantarle las cuarenta a la organización de la Internacional Socialista por los excesos y el lujo con el que se movían, a partir de lo que se catapultó su presencia en medios de comunicación. Actualmente, preside el Foro Ético por la Regeneración Democrática y forma parte del comité federal del PSOE. No ocupa ningún cargo público.

Reflexionamos acerca de la tesitura que afrontan los socialistas ante los últimos resultados electorales con alguien que representa una de las posiciones más críticas con la formación desde, por el momento, dentro de sus propias filas: «Me han propuesto formar un nuevo partido y me lo estoy planteando».

¿Qué debería hacer el PSOE tras los últimos resultados electorales?
Lo primero, un ejercicio de humildad, analizar los datos de forma sincera y no compararlo con las Europeas. Porque se han perdido más de 700.000 votos. Ahora mismo, para gobernar se necesita a Podemos, que pide muchas cosas que algunos llevamos años diciendo desde dentro de la militancia.

¿Se ha roto definitivamente el bipartidismo?
No sé si será definitivo, pero el resultado ha significado claramente una vuelta de tuerca. Veremos si estos partidos están a la altura o si, por el contrario, desaparecen. También habrá que ver si nuestras formaciones lo están  o continúan pensando en clave de bipartidismo.

Durante la campaña, Podemos apeló a los votantes socialistas diciendo que «su color es morado». ¿Cuál es su postura al respecto?
Para no considerarse ni de izquierdas ni de derechas… [Se ríe], sí que han querido demostrar sus intenciones: quedarse con los votos de Izquierda Unida y, al menos, debilitar al PSOE.

¿Cuál ha sido el mejor período del PSOE desde que hay democracia en España?
La primera legislatura de Zapatero. Es la que yo he vivido con la mayoría de edad. Hay gente que podría decir el principio, con Felipe González, pero, como yo no estaba, no sé, me quedo con la primera de Zapatero.

¿Por qué elige esa etapa?
Se cambiaron el tono, las formas, ya no había crispación y sí más cordialidad. El talante. Y también por las políticas de educación, sanidad, infraestructuras, la igualdad de los homosexuales, la dependencia, la Ley de Memoria Histórica, el mundo de la cultura… Creo que fue un momento brillante, especialmente tras Aznar. Luego, en la segunda legislatura, todo aquello cambió.

¿Hay lugar para la crítica dentro de su formación?
Yo soy el vivo ejemplo de ello, ¿no? Hay lugar, pero es verdad que, si por la dirección fuera, no lo habría. A los críticos que tenemos caras visibles, como Alberto Sotillos o yo, no nos han expulsado. Creo que en el fondo no nos echan, precisamente, para luego poder decir que se permite la crítica. Pero en realidad no nos hacen ni caso, como si no existiéramos. Ni siquiera me responden a las preguntas que planteo cuando intervengo dentro del comité federal del partido. Entonces, bueno, existe la libertad de expresión. Por lo menos en mi caso, porque sé de bastantes compañeros que han sido expulsados por decir cosas muchísimo más suaves que las que yo digo. Pero sí que he sufrido presiones directas de otros militantes en público y en privado. Si echa un vistazo en Twitter, hace unos días una de las dirigentes, Amparo Rubiales, me estuvo insultando, machacándome, diciéndome que tendría que irme del partido. En conclusión, los críticos existimos, sí, pero se nos quiere más fuera de la dirección del partido que dentro. Y quienes nos quieren desde dentro del PSOE nos apoyan mucho, pero en silencio.

Quienes forman el sector crítico, ¿tienen alguna posibilidad de ocupar cargos directivos dentro del partido?
El problema que tenemos dentro de la corriente de Izquierda Socialista es que estamos pasando por una crisis…

…Izquierda Socialista la dirige actualmente una gestora, ¿no?
Sí, porque las personas históricas que formaban parte de la corriente no quisieron aplicar los principios que nosotros exigíamos para el partido cuando empezó a llegar mucha gente tras la campaña de [José Antonio Pérez] Tapias. Ahora mismo estamos con serias dificultades dentro de la propia Izquierda Socialista, porque está prácticamente muerta. La dirección del partido intervino y puso una gestora. Ya me dirá: ¿qué absurdo, no? Poner una gestora a cargo de una corriente de opinión… Hemos visto que las personas que han promovido esa gestora buscaban colocarse en listas. Para eso querían utilizar la corriente. Así que yo estoy en el sector de críticos de los críticos, por así decirlo, de los que defienden que la corriente de opinión no debería de tener cuotas de poder ni de representatividad, sino ser, simplemente, un órgano de debate y reflexión.

Viendo su posición, dice usted que crítica dentro del sector crítico, ¿qué sentido tiene estar en un partido para cambiarlo tan radicalmente en lugar de fundar uno nuevo o integrarse en otro?
Pues justo de eso he estado hablando esta tarde con Alberto Sotillos. Nos planteábamos eso, si tiene sentido seguir en el PSOE. Porque llega un momento en el que te cansas. Uno se afilia a un partido para militar con ilusión, para dar la batalla a través del propio partido de cara a la sociedad. Que se te tenga en cuenta, que se te permita sumar, llevar a cabo proyectos… Pero llega un momento en el que te das cuenta de que, cuando empiezas a decir las cosas que sientes, te apartan, te arrinconan, y analizas: «Estoy dando lo mejor de mí a una organización que me desprecia». Y no es porque yo lo dé para que me coloquen en ningún sitio, no es eso, sino para que nos escuchen, para que tengamos vías de trabajo… Pero no es así, somos muchísimos los que estamos pagando una cuota religiosamente para sentirnos incómodos. Ya llega un momento en el que defender al PSOE… Entonces, es verdad lo que dice: llega un punto en el que te planteas si lo más sensato no sería formar otro partido para hacer las cosas como realmente creemos que hay que hacerlas.

¿Hay posibilidad de que formen un nuevo partido?
Sí la hay, sí, sí., sí. Somos un montón de gente con ganas de regeneración, con perfiles buenos para hacerlo. Socialistas con la convicción de que desde el PSOE no podemos hacer política. El partido está más preocupado por hacer politiqueo y enredar que por realizar debates profundos y sensatos sobre los acontecimientos. Hay mucha gente, además bastante buena, que se quiere marchar del partido pero que quiere seguir participando. Y ésa es la propuesta que me están haciendo ahora: formar un nuevo partido.

¿Ya está hecha la oferta?
Sí, me la han hecho ya. Y yo me la estoy planteando.

¿Teme que al PSOE le pueda suceder algo similar a lo que ha ocurrido con el Pasok griego?
De hecho, va de cabeza a eso. La duda que tengo es si lo está haciendo de forma consciente o inconsciente, porque parece que lo hacen aposta.

Entiendo que no le gusta Pedro Sánchez.
Afinidad personal o no, es secundario en política; pero no comparto su forma de hacer, que en democracia es tan importante como el fondo. No se están haciendo las cosas de una manera democrática. Él dice lo que le parece —a él o a su equipo, no lo sé—, no consulta en absoluto con sus bases. El PSOE hoy dice blanco y mañana negro, le da igual, y parece que los demás tengamos que estar defendiendo lo que a él le dé la gana, incluso cuando se está yendo en contra de los principios socialistas. Por lo tanto, no estoy contenta con este secretario general. En absoluto.

Precisamente, el grupo socialdemócrata europeo, en el que se incluye el PSOE, acaba de votar junto con los conservadores a favor de los tribunales de arbitraje supranacionales (ISDS), dándole un espaldarazo al Tratado de Libre Comercio (TTIP). ¿Cuál es su postura?
Estoy totalmente en contra del TTIP. Primero, porque no hay transparencia: nadie sabe realmente cuál es el contenido de los documentos. Partiendo de esa base, no creo que ningún diputado que se considere demócrata pueda valorar algo que la ciudadanía desconoce. Eso va totalmente contra la democracia. En ese primer instante, el PSOE tendría que haberlo paralizado todo y decir «así no». Además, lo que se va conociendo a través de filtraciones es que es un tratado que va a terminar con cuestiones medioambientales, sanitarias, democráticas… O sea, va a destrozar el estado de bienestar en Europa. Que el PSOE quiera estar poniéndole parches en lugar de rechazarlo me parece una tomadura de pelo. Habría que exigir transparencia, crear un documento para toda la militancia y consultarla. Y también, haber propuesto una consulta para la ciudadanía. Porque, de aprobarse, este tratado va a cambiar las condiciones de vida de todos los europeos, además de afectar a terceros estados que no son ni europeos ni estadounidenses. Lo que está haciendo el PSOE es una irresponsabilidad y una tomadura de pelo. Las declaraciones que han salido después del apoyo no me convencen, porque no sé en base a qué criterios ni quién decide las cosas. Yo lo que puedo hacer es quejarme y denunciar la actitud que está teniendo el partido. Pedro Sánchez ha dicho muchas veces delante de mí, en el comité federal, que no están a favor del TTIP, pero luego actúan de una forma muy extraña. Y al final nos la van a colar, como siempre.

Usted preside el Foro Ético para la Regeneración Democrática. ¿Qué es?
Es una organización independiente formada por ciudadanos. Muchos militamos en sindicatos, partidos, mareas u otras organizaciones. Otros no militan activamente en ningún sitio, pero todos trabajamos para la construcción de unas bases éticas que deberían regir tanto en las instituciones públicas como en los partidos políticos. El proyecto más potente en el que hemos participado activamente es programa ciudadano. Participaron todas las organizaciones sociales y colectivos de izquierdas para elaborar un programa electoral desde la propia ciudadanía, unos requisitos mínimos.

¿Cuáles son sus ideas para mejorar el PSOE?
¡Muchas! Lo primero que debería hacer es replantearse la democracia interna, todos los militantes tienen que participar en la toma de decisiones. La disciplina de partido, de la que tanto se habla, debe venir por mandatos imperativos directos desde la militancia sobre sus representantes. Conformar los modos de toma de decisiones de una forma transparente y participativa. Además, con las nuevas tecnologías, sería muy sencillo de hacer. El partido tiene que invertir esfuerzo, ganas y tiempo en la formación de sus militantes, que deben conocer sobre historia del socialismo, economía socialista, cuestiones de ciencia política, economía del desarrollo, etc.  Hay que formar a la militancia, que hoy en día no recibe ningún tipo de formación.

¿No se habla de ideología a nivel interno?
No, eso se ha perdido totalmente. Pero vamos, desde los años 70, desde Suresnes, se ha perdido el debate puramente ideológico. ¿Qué es el marxismo?, ¿por qué se abandona y a cambio de qué?  También, sobre todo, se ha perdido la acción social, la ayuda a la ciudadanía que debería darse desde las casas del pueblo. Por cierto, parece una tontería, pero es muy importante: habría que llamarlas siempre casas del pueblo y no sedes. Luego, debería abrirse muchísimo a dialogar con otros partidos políticos, reconocer y enmendar los errores, apostar realmente por la transparencia en lugar de estar engañando continuamente a la gente con ese tema. Enseñar cuatro números no es transparencia. Que las primarias sean realmente primarias, sin avales ni que haya que pagar para participar.

¿Hay que pagar?
Sí, las primarias abiertas a la presidencia del gobierno exigen que cada simpatizante de fuera del partido pague 2 euros para poder participar.

Con tantas críticas, tengo que preguntarle si el PSOE tiene su voto asegurado.
¿Mi voto? [Se ríe] No, nadie lo tiene. Tienen que demostrarme que se lo merecen. Que milite en el partido no significa que cuenten con mi voto. Hasta ahora me he esforzado mucho por cambiar las cosas, porque creo que militar también consiste en eso, hacer lo que consideras que debe hacerse. Pero mi militancia no es un cheque en blanco ni un voto asegurado. De hecho, a veces es muy difícil militar en un partido al que en algunos casos no votaría.

Más allá de la segunda legislatura de Zapatero, ¿a qué achaca la pérdida constante de votos que viene sufriendo su partido en las últimas elecciones?
A todo lo que le acabo de decir. Porque la pérdida de votos también se da por los militantes. Hay muchísimos que se han marchado y que no van a votar al PSOE. Pero sobre todo, creo que se puede resumir en la falta de coherencia, que ha hecho que el partido esté en una situación muy débil a nivel interno. Los militantes están muy incómodos. Yo he dado mítines en muchísimos sitios de toda España y el sentir es prácticamente el mismo en todas partes. Son los cargos orgánicos, los dirigentes, quienes aplauden. Los demás, e incluso algunos dirigentes también, están muy hartos. Y eso se traslada a la ciudadanía, que entiende que el PSOE no defiende las ideas ni los valores socialistas. Tenía que haber pedido hace tiempo ya una moción de censura contra el Gobierno ante tanta corrupción, pero están callados. El Congreso tenía que ser una bronca, no en el sentido de gritos, sino una oposición con dientes afilados, que la ciudadanía sintiera eso. Creo que todo eso es lo que ha llevado a la gente a no confiar en el PSOE.

Neftalí Caballero

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. José Maria Paredes García dice:

    Las cosas de Talegon:
    1.-Se hizo famosilla,cuando criticó el lujerio socialista en Lisboa,el tema de hoteles etc…..ella en su visita a Mérida a la presentación de candidatura de Perez Tapias se alojó con su marido en hotel de 4 Estrellas(Treap Medea) que pagaron humildes militantes de Extremadura,entonces no renunció al lujerio.Ella se consideraba la estrella.
    2.-En la rueda de prensa del mismo día en la sede regional del Psoe de Extremadura en Mérida c/Eugenio Hermoso no intervino,porque intervino Jose A.Perez Tapias y Guillermo Fernandez Vara(Secretario Gral. del Psoe de Extremadura) Talegon se molestó de forma abrupta( por decirlo suavemente)indicando:¿para que he venido yo aquí?, al final del acto (ya habían bajado de la tribuna Jose A.Perez tapias y Guillermo Fernandez Vara,estaba ella sola en la tribuna)en el cual participaron mas de 300 socialistas se enzarzó ineducadamente desde la tribuna con la Secretaria de Organización del PSOE de Extremadura,faltando el respeto no solo a ella sino a todos los asistentes.Muchos de los asistentes al término del acto indicaban¿para que traéis a esta,que resta más que suma?
    3.-Se creo una Gestora en IS en Noviembre 2014 a raíz del escándalo montado en la Asamblea de octubre 2014 por los dos ilustres: Talegon y Vicent Garcés y con motivo de salir elegido Portavoz Único de la Corriente: Perez Tapias.
    Cuando el 31 de Mayo 2014 Tapias es propuesto por la Coordinadora Federal como candidato a las primarias,es cuando empiezan a larvarse los problemas en IS: Talegon esperaba que ella fuera elegida y no Tapias.
    4.-La Gestora se creo a finales de Noviembre,sin intervención alguna de la Dirección del PSOE, de forma democrática y con votación de los asistentes miembros de la Coordinadora Federal(con representación de los territorios) a partir de dichas fechas Talegon y Garcés comienzan a enviar comunicados en Castilla la Mancha y Pais Valenciano indicando que no reconocen la Gestora Federal y desvinculan de IS sus coordinadoras territoriales:IS Guadalajara y ESPSPV(Pais Valenciano)ante dichas circunstancias la Gestora convoca a militantes de IS Pais Valenciano y crea la Coordinadora Territorial votada democráticamente en Valencia a febrero de 2015.
    5)Pregunten por Foro Ético a Odon Elorza,que les dará suculenta información.
    6)Talegon entra a formar parte de IS en Enero 2014, a raíz de solicitar el apoyo de propuesta de IS en Coordinadora Federal para derogación de articulo 135 de la Constitución que proponía Foro Ético,nunca antes había pertenecido a IS y sí al aparato de Juventudes Socialistas del PSOE donde fragua su trayectoria política-profesional y ahora abomina de lo que ella disfrutó durante años,simplemente desde 2012 comienza a morder la mano de quien la hizo alguien en política,curiosamente ya en dichas fechas no disfrutaba de cargo político dentro del PSOE.

    ¿Que busca Talegon?
    a)Cambiar el PSOE insultando continuamente a todos incluidos los militantes de la Corriente. IS,?
    b)Que la expulsen del PSOE por sus provocaciones permanentes,para crear un partido en base al victimismo político que no dudaría en usar.contra el propio PSOE.?
    c)Crear un nuevo partido que le facilite vías de trabajo y el cargo:reconocimiento,recursos y bla…bla.
    d)Que el PSOE la incluya por bronca en las listas de diputados en las futuras Elecciones Generales y así obtendría cargo y recursos?

  2. te tenemos calada dice:

    Esta “señorita” tiene más morro que espalda. ¿Por qué no cuenta cómo llegó a formar parte del Comité Federal? ¿por qué no cuenta el pucherazo que llevó a cabo para que la colocasen a dedo junto a su amigo Vincent Garcés? ¿por qué no habla de que no respeta las decisiones que se toman en las asambleas, salvo las que a ella le interesan? Menuda trepa eres hija. Tanta paz lleves como dejes.

  3. whipple dice:

    Lo más parecido a PODEMOS.

Deja un comentario